seguinos en ...

INTERNACIONALES

Theresa May renunció como primera ministra del Reino Unido

El 23 de junio de 2016, en el Reino Unido y Gibraltar se votó en un referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido en la Unión Europea. Ganó salir con el 51,9% y el por entonces primer ministro David Cameron cumplió con su palabra y dimitió de su cargo.

Fue entonces que se produjo la llegada de Theresa May, encargada de encauzar las negociaciones para este evento de consecuencias impensadas y cuyas rendiciones tuvieron lugar esta semana con la presentación del acuerdo alcanzado.

Hoy, casi tres años después, May, primera ministra británica, anunció que el próximo 7 de junio presentará su renuncia como jefa del Partido Conservador y del Gobierno: «Hice todo lo que pude para intentar convencer a los diputados para que respaldaran el acuerdo del Brexit».

«La segunda mujer primera ministra, pero seguro que no la última»

En un comunicado realizado desde su residencia de Downing Street, aseguró que el hecho de no haber sido capaz de ejecutar el Brexit seguirá siendo un asunto que lamentará «profundamente», al tiempo que afirmó que la llegada de un nuevo primer ministro es «lo mejor para el país».

El cargo vacante, es decir, el sucesor o la sucesora, va a salir del propio Partido y va a ser nombrado antes del 20 de julio según confirmaron desde el Partido Conservador. Boris Johnson, potencial candidato en reemplazo de May, fue la cabeza de la campaña para salirse de la UE.

¿Por qué renunció?

El último de muchos intentos de May por sacar adelante su plan del Brexit terminó de restar el mínimo apoyo con el que la funcionaria contaba al interior de su propio partido. En esta última iniciativa la primera ministra había incluido en su propuesta la posibilidad de celebrar un segundo referéndum y de mantener con la UE una unión aduanera temporal, buscando así seducir a los legisladores del Partido Laborista.

Las propuestas fueron deformándose en estos años y llegaron al punto que las mismas iban en contra de los deseos del ala dura del partido. Incluso los funcionarios más cercanos a May comunicaron que no apoyarían su propuesta, siendo este el pantallazo de soledad política que finalmente marcó la decisión comunicada en el día de hoy.

Continue Reading
Click to comment

Dejanos tu comentario