seguinos en ...

LOCALES

ACTO OFICIAL POR LOS 203 AÑOS DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL

En la soleada mañana del 9 de Julio, la Municipalidad de Bragado llevo adelante el acto oficial del Día  de la Independencia, actividades que se iniciaron con el izamiento de la enseña Patria y luego su colocación a media asta; el acto protocolar en el Teatro Constantino; el solemne Tedeum y un nutrido desfile cívico.

Fueron los Bomberos los encargados de trasladar la Bandera nacional desde el Palacio Municipal hasta el mástil, honrosa misión a cargo del Jefe del Cuerpo activo, Abel Lotúmulo; el ayudante Mayor Andrés Natali y los bomberos Nicolás Fernández y Pedro Montenegro. Ellos acompañaron al Jefe Comunal en su izamiento.

Posteriormente todos los presentes se trasladaron al Teatro Constantino donde se realizó el acto protocolar con la presencia de las banderas de Ceremonia de EES N° 1 de Irala; 2;  5 de Comodoro Py; 6; 8;  9; 10; 3; 4; Policía de la Provincia, Bomberos; SAME; Hospital San Luis; CAS; Rotary Club; Interact;  Patrulla Rural; Colegio San José; CENS 453; CEPT La Limpia e Instituto Agrotecnico.

Un momento de honda emotividad se vivió al entonar el Himno Nacional Argentino. Fueron la orquesta Enrique P. Maroni y varios cantantes locales los encargados de interpretarlo:  Jorge Mónaco, Inés Cuello, Ana Laura Mónaco, Paloma Angione, Daniela Luna, Alexis Acosta, Daniel Barrales, Walther Carrizo, Ileana Santillán y Oscar Lasa.

Posteriormente se escucharon los dos mensajes alusivos: la docente Claudia Labaqui y el secretario de Obras Públicas, Fabio Bollini.

CONCEPTOS DE LABAQUI

“Si bien fue el 25 de Mayo de 1810 cuando se inicia el proceso revolucionario, pasaron seis complejos años, de lucha permanente contra los incansables intentos de la corona española de recuperar estas tierras, hasta que finalmente el 9 de Julio de 1816 en la ciudad de Tucumán nace nuestra historia como nación independiente” señaló en el comienzo de su mensaje.

“… este consenso unánime en la declaración de la independencia nos hace reflexionar sobre la generosidad y valentía que tuvieron los protagonistas de nuestra historia para hacer frente a sus  diferencias personales y a las dificultades que se les presentaba esa revolucionaria idea de la época, la de construir un pueblo soberano… fue un proceso largo y costoso, con una erguida voluntad de construir  una identidad para el pueblo argentino” agregó.

También puntualizó… “aún estamos a tiempo de revisar nuestras actitudes cotidianas y emulando el coraje y la lealtad de aquellos hombres que decidieron cortar lazos con España para ser responsables de una historia independiente, deberíamos asumir verdaderamente nuestro propio destino y construir un país más solidario, más honesto, más responsable y más justo”.

PALABRAS DE FABIO BOLLINI

Se conmemora hoy el trascendente hecho que ocurrió un 9 de julio hace 203 años en la ciudad de San Miguel de Tucumán.

La construcción de una Nación es un proceso histórico, dinámico, que tiene hechos relevantes que merecen ser recordados por su singularidad y muchas veces también por su valor simbólico y por su importancia fundacional. Esos son los hechos que potencian el proceso mencionado y el Nueve de Julio de 1816 es uno de ellos.

Por eso es importante, primero, contextualizar que ocurría en 1816 en las incipientes Provincias Unidas del Río de la Plata y en el mundo.

El primer gobierno patrio iniciado el 25 de Mayo de 1810 ,que había sostenido la revolución en las batallas de Tucumán y Salta, tenía al ejército del Norte estacionado a la defensiva en  Tucumán,  después de las derrotas de Vilcapugio, Ayohuma y luego Sipe Sipe y  en  Mendoza ,a cargo del Gral. San Martin, preparaba un ejército para una nueva estrategia.

A su vez Buenos Aires estaba en conflicto con el litoral argentino  y con  Artigas y esta disputa había sido aprovechada por el Imperio Portugués para ocupar el actual Uruguay.

La situación internacional era muy desfavorable. El Rey Fernando VII de España había recuperado el trono, y las monarquías  europeas fortalecidas por el triunfo ante Napoleón en Waterloo habían conformado la Santa Alianza en 1815 e inclusive se habían aliado con Inglaterra.

España había enviado una expedición a Nueva Granada (actual Colombia) y su acción sumada al resto de las fuerzas realistas habían determinado la caída de los  gobiernos patrios de México, Colombia, Venezuela y Chile.

Por lo tanto solamente quedaba en pie el gobierno argentino.

En ese marco donde todo parecía oscurecerse, y el futuro era incierto se convocó al Congreso de Tucumán. Pensemos  solo en el traslado de los congresales por largos e intransitables caminos, en transportes precarios hasta el lugar, para agigantar el desafío, que esos hombres llevaron adelante .Y con el apoyo de San Martin y Belgrano y durante  la presidencia de Narciso Laprida el 9 de Julio de 1816 declararon la independencia de las Provincias Unidas del Rio de la Plata de la corona de España y de toda otra dominación extranjera.

La convicción profunda, el coraje necesario para las grandes gestas y la asunción de la responsabilidad en ese momento clave de la historia hacen imborrable ese acontecimiento que hoy recordamos como lo venimos haciendo los argentinos año a año desde entonces.

Es evidente  la fortaleza de los pueblos para forjar un destino en condiciones adversas. Esta acción que rememoramos hoy fue una de las más críticas, contundentes y trascendentes en la construcción de la Nación.

Y creo que lo más importante es rescatar el espíritu, la convicción y la visión de futuro que marcaron esa gesta, como una realización de conjunto por sobre las cuestiones personales.

El mundo es complejo, y Argentina tiene dificultades y muchas cosas para mejorar, pero están dadas las condiciones para dar ese salto cualitativo que nos proyecte al futuro siendo un país que se integre al mundo, desarrollando todas sus potencialidades y la de sus habitantes, en un proyecto de conjunto como el esbozado en aquella jornada de 1816.

Los fundadores de nuestra patria nos dieron las herramientas conceptuales para enfrentar, desde el lugar de cada uno, los desafíos que hoy se nos presentan con circunstancias distintas con marcos diferentes pero como herederos y actores de esa construcción histórica de la Nación que mencioné al principio.

Esa es nuestra responsabilidad y compromiso

Esa es la mayor enseñanza que podemos extraer del Nueve de Julio

Ese es nuestro mejor y más justo homenaje

Continue Reading