seguinos en ...

LOCALES

Día Mundial del suelo 2019: “Detener la erosión del suelo es salvar nuestro futuro”

–   Desde el año 2014 se celebra el 5 de diciembre como el “Día Mundial del Suelo”, fecha propuesta por las Naciones Unidas gracias al impulso de la Unión Internacional de Ciencias del suelo (IUSS),  con el objetivo de  compartir experiencias sostenibles para recuperar suelo.

Es importante decir que cada 5 segundos se erosiona una superficie de tierra equivalente a un campo de fútbol y que para que se formen entre 2 y 3 cm de suelo hacen falta casi 1000 años. Estos datos, como así otros tan alarmantes y más aun, demuestran la necesidad de celebrar el día Mundial del Suelo con el fin de difundir una problemática que nos atañe a todos frente a una población mundial en crecimiento constante. Encomendaremos al lector la reflexión de la palabra CELEBRAR siendo tan delicada la realidad del suelo.

La edafología es la ciencia que estudia el suelo y la encargada de interpretar los procesos pedogenéticos, que son aquellos que tratan la formación o  génesis de los suelos.

El suelo tiene tantas definiciones como usos y miradas hacen de este las diferentes disciplinas científicas. Los ingenieros, por ejemplo, interpretan al suelo como una superficie para realizar una fundación. En geología, la definición de suelo depende del interés del geólogo, mientras algunos tienden a mirar el suelo como la regolita y emplean la definición de los ingenieros anteriormente mencionada, otros como los geomorfólogos consideran de mayor interés los factores formadores de suelo y adoptan la definición y los sistemas de clasificación primaria de los agricultores. Por su parte, los agrónomos lo interpretan como la superficie para producción.

Entonces, ¿qué es el suelo?

El término suelo tiene varios significados. Un significado tradicional lo define como el medio natural para el crecimiento de las plantas. También se lo ha definido como un cuerpo natural que consiste en varias capas (horizontes del suelo),  compuestas de materiales minerales meteorizados, materia orgánica, aire y agua.

El suelo, a su vez, es el producto final de la influencia del tiempo, el clima,  la topografía, los organismos (flora, fauna y ser humano) y los materiales parentales (roca madre). Como resultado de los procesos edafológicos,  el suelo difiere de su material parental en su textura, estructura, consistencia, color y propiedades químicas, biológicas y físicas.

Tal vez el concepto más amplio y uniforme es el que lo considera como el  componente esencial de la «Tierra» y los «Ecosistemas». Esta mirada abarca la vegetación, el agua y el clima como así también las posturas y determinaciones sociales y económicas  que  nuestro suelo implica.

En definitiva, más allá de las definiciones, lo cierto es que la vida en la tierra se desarrolla en el suelo.

 

Ciencias de la Tierra en el Instituto Privado Bragado Agrotécnico

El Instituto Privado Bragado Agrotécnico, con la dirección del prof.  Roberto  Pellegrino y la vicedirección de la Ing. Agr. Alejandra Cocco, ha dado un importante lugar y un tratamiento muy especial al suelo en la materia Ciencias de la Tierra,  realizándose dos trabajos de interesante impronta sobre el conocimiento del suelo por y para nuestra localidad.

El primero, denominado “Los suelos del campito del Instituto Privado Bragado Agrotécnico”, surge de la propuesta del Ing. Agr. Fernando De Nevares del grupo Crea, para la participación en la nueva edición CREA “Así son los suelos de mi país” con la finalidad de generar conciencia sobre la importancia del uso sostenible del suelo.

El otro trabajo,  implicó una actividad inédita para Bragado: la extracción de un monolito en el marco de un curso propuesto por el CEA Nº5, donde con gran predisposición participaron alumnos y alumnas de 5º 1ª y 5º 2ª. Merece esto mucho valor por contribuir de forma directa con la divulgación de conocimientos entre los más jóvenes y la consecuente sensibilización sobre la necesidad de conservación del recurso suelo en los distintos contextos.

“Los suelos del campito del Instituto Privado Bragado Agrotécnico”

Los alumnos de 5º 2º realizaron el trabajo con el acompañamiento de la prof. Sonia Romero. El mismo fue presentado en  la escuela Agraria de Arrecifes, concurriendo a exponerlo Matías Cañon, Ruth Fernández, Joaquín Insua, Joaquín Mopardo, Mariano Newton y Camila Trod en representación de todo el curso.

El trabajo intenta dar a conocer algunos parámetros físicos de distintos tipos de suelos del campito del Instituto Agrotécnico Privado de Bragado. Así, se seleccionaron suelos con usos e historias de laboreo muy diferentes, sobre los que se llevaron a cabo análisis físicos, en muestras de mano que permiten calcular parámetros importantes diagnósticos como ser la densidad de seres vivos, ph, estructura, prueba de manipulación y tipo de suelo.

Las conclusiones establecidas arrojaron que si bien se trata de suelos  profundos y livianos, de aptitud agrícola que se encuentran en un paisaje bien drenado, los suelos con mayor laboreo tienen menor densidad de seres vivos con una estructura más suelta y friable, producto seguramente de la pérdida de fertilidad por ser explotados campaña tras campaña. Debido a ello, se sugiere reponer materia orgánica y repensar las técnicas agrícolas convencionales que degradan los suelos.

Extracción de un monolito

Con la intención de sumar a Bragado en el proyecto UBANEX que FAUBA  está desarrollando en distintas localidades, el CENTRO DE EDUCACIÓN AGRARIA y el INST. PRIVADO BRAGADO AGROTÉCNICO de manera conjunta, realizaron la primera extracción de un “monolito de suelo”.

La organización general estuvo a cargo del profesor Ing. Agr. Roberto Ventancor, quien realizó la extracción junto a los y las estudiantes de ambas divisiones del 5to Año “de AGRO”. El Ing. Santiago Gorjón condujo la experiencia, quien a su vez continuará trabajando sobre la muestra en gabinete para completar su análisis y acondicionamiento.

Un monolito es un prisma de suelo que describe la totalidad del perfil permitiendo la observación de sus características evolutivas y morfológicas. Esto es una herramienta de gran valor para la enseñanza de la ciencia del suelo.  El objetivo de la realización de monolitos es armar una colección de suelos que faciliten el estudio de los perfiles edáficos del país para poder, así, realizar estudios comparativos de génesis y clasificación.

El monolito fue extraído en el Área de Prácticas y Producción del CEA (APP-CEA, en RN N° 5 Km 230.1) y todos los alumnos participaron de la calicata y la colocación de los horizontes. Se extrajo el monolito con el cajón adecuado y luego en el laboratorio de la escuela se realizó la preservación.

La idea del CEA Nº 5 es extender el certificado correspondiente al curso “Operarios de Ensayos Comparativos de Rendimientos” que realizaron los alumnos en relación al muestreo de suelos  continuar con más monolitos en Bragado.

CONCLUSIONES

Partiendo del concepto de suelo como un sistema vivo donde habitan microorganismos y pequeños animales asociados a la fracción orgánica, es fundamental concientizar acerca de la importancia que este tiene.

Suelos sanos producen cultivos sanos, cultivos que alimentan a las personas y a los animales. La calidad de la vida está directamente relacionada con la calidad de los suelos. La vida depende del suelo. Por lo que para mejorar la calidad de la vida y de la producción es indispensable reformular el manejo de los suelos, que debe ser menos agresivo, con suplemento de materia orgánica, rotación adecuada y  con la menor cantidad de agroquímicos posible, apuntando así a recuperar la vida en él. El suelo es un recurso limitado, esencial tanto para la producción de alimentos y fibras, como para la regulación de los ecosistemas.

Es imprescindible que la sociedad lo conozca -podemos cuidarlo si lo conocemos- y se comprometa a tomar las medidas necesarias de evaluación manejo sostenible y uso responsable y poder garantizar su protección y conservación para las futuras generaciones.  Vale la pena recordar, que el artículo 41, de la Constitución Nacional legisla sobre el derecho a un ambiente sano, apto para el desarrollo humano, sin comprometer la vida  de las generaciones futuras, es decir preservar el ambiente,  es un deber.

Continue Reading