seguinos en ...

POLICIALES

El niño asesinado en Puerto Deseado murió de un golpe “con un elemento contundente” en la cabeza

Los médicos forenses determinaron que “en ningún momento hubo una caída” del niño por un acantilado, como se creyó en primera instancia.

El ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro De la Torre, informó este viernes que el niño de cuatro años que fue asesinado en Puerto Deseado cuando violaron a su madre no fue arrojado por un acantilado.

“La autopsia que se realizó en la localidad de Puerto Deseado determinó que la causal de la muerte fue producto de traumatismos múltiples de cráneo, con un elemento contundente”, confirmó De la Torre.

Ante semejante evidencia quedó descartada la versión sobre que el niño había sido arrojado de un acantilado después de que sometieran a su madre. “En ningún momento hubo una caída de la persona”, expresó De la Torre.

Por ahora se estima que el lugar del asesinato “fue a metros de donde se encontró el cuerpo”, explicó el funcionario, “de acuerdo a las evidencias que recolectamos hasta ahora y a través de las investigaciones que realizó criminalistica”.

Madre e hijo, ambos de Salta, caminaban el jueves pasadas las 16 por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de Puerto Deseado, cuando fueron interceptados por dos hombres.

Los hombres abusaron sexualmente de la mujer y, al creerla muerta, se fueron llevándose a su hijo. El cuerpo del pequeño fue hallado cerca de un acantilado, pero los médicos forenses confirmaron que murió por traumatismos múltiples de cráneo.

De acuerdo con la descripción oficial emitida para localizar a los atacantes, los mismos serían dos hombres de “contextura física delgada, estatura baja, aproximadamente 1,60 o 1,65 metros de altura, trigueños, uno de ellos ojos color negro y pelo ondulado”.

Fuentes el Ministerio de Seguridad santacruceño informaron que el hombre que abusó sexualmente de la mujer tenía el rostro con cicatrices como ‘acné’, de entre 25 y 30 años de edad, y puede tener lesión en rostro o cabeza producto de agresión de defensa de la víctima”.

Mientras tanto, el que retenía al niño tenía “unos 20 años de edad o menor” y era “de similar estatura y contextura física (que el otro) y de cabello ondulado”, detallaron. Uno vestía jeans y el otro, pantalón de jogging, pero ambos usaban buzo con capucha.

Hasta el momento hay dos hombres que se encuentran demorados, uno en Caleta Olivia y otro en Puerto Deseado, en el marco de la investigación del caso. De la Torre afirmó que “se está evaluando la conexión con la investigación”.

“Hay elementos probatorios con los cuales se llega a ellos”, sentenció.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Dejanos tu comentario