Connect with us



POLITICA

Sabina Frederic autorizó el uso de pistolas Taser en un grupo de elite de la Policía Federal

Son 90 armas que adquirió Patricia Bullrich y que habían sido prohibidas por la actual ministra de Seguridad. El debate sobre su uso se reabrió con el asesinato del efectivo Juan Pablo Roldán.

La ministra de Seguridad Sabina Frederic.

Sabina Frederic habilitó este miércoles el uso de las pistolas Taser para el Grupo GEOF de la Policía Federal, que podrá utilizarlas a partir de un protocolo especial de adiestramiento y aplicación.

Se trata de 90 armas no letales que habían sido adquiridas por Patricia Bullrich en 2019, cuando era ministra del gobierno de Mauricio Macri. En diciembre, tras la asunción de Alberto Fernández, la actual titular de la cartera de Seguridad dio de baja el protocolo para su uso.

El asesinato del policía Juan Pablo Roldán el lunes en Palermo reabrió el debate sobre la utilización de este tipo de armas. Se multiplicaron las voces afirmando que dos muertes (el asesino del agente, Rodrigo Roza, también perdió la vida al recibir dos disparos) podrían haberse evitado con la intervención de las Taser. Y Sergio Berni, ministro de Seguridad del gobierno bonaerense, y Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, pidieron abiertamente la incorporación de estas pistolas a las fuerzas.

Frederic, entonces, cambió de parecer y habilitó las Taser para una prueba piloto que será ejecutada por el GEOF, un grupo de elite de la Policía Federal destinado a misiones especiales. Los agentes que tomen posesión de estas armas realizarán un grupo especial de adiestramiento.

No obstante, en el Ministerio de Seguridad de la Nación prevalece la idea de que las pistolas solo deben ser utilizadas bajo un estricto protocolo y en situaciones específicas, como ser una toma de rehenes. En adelante, las Taser serían incorporadas por el resto de los grupos de elite de las distintas fuerzas, como el Grupo Alacrán de la Gendarmería, el Grupo Albatros de la Prefectura y un sector especializado de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

La visión del gobierno nacional se contrapone con la del porteño, cuyo vicejefe, Diego Santilli, anunció este miércoles la compra de 300 Taser para ser usadas por la Policía de la Ciudad en episodios como el que provocó el asesinato del agente Roldán.

“Preferimos que la Policía utilice estos dispositivos antes que un arma de fuego”, argumentó el funcionario. Y advirtió: “Es una herramienta que ayuda a reducir a un delincuente en una situación complicada, sin tener que usar un arma letal”.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta avanzó en otras ocasiones para adquirir las Taser, pero diferentes organismos de derechos humanos recurrieron a amparos para frenar su uso.

“No podemos estar discutiendo en el año 2020 si ‘Taser sí o Taser no’ por cuestiones ideológicas. Los que discuten estas cosas son gente que no está en la calle y que no le pasan estas cosas. Hay situaciones donde la ideología no se puede entrometer. El Estado tiene que rever muchas posturas y protocolos”, afirmó Berni el martes. “Usar Taser, tonfas o cualquier instrumento nuevo que ayude a incorporar tecnología contra el delito es una obligación”, agregó Massa.

La polémica por las Taser

El 7 de mayo de 2019, el Gobierno de Mauricio Macri aprobó y publicó el reglamento para el uso de armas eléctricas no letales de parte de las fuerzas. La medida figuraba en la resolución 395/2019 en el Boletín Oficial y fue dispuesta por el ministerio de Seguridad, que estaba a cargo de Patricia Bullrich. Cinco meses, ya habían anunciado la compra de 300 pistolas Taser que se usarían, en primera instancia, para combatir la inseguridad en estaciones de trenes y aeropuertos.

El 24 de diciembre de 2019, Sabina Frederic derogó el protocolo para el uso de armas de fuego para las fuerzas federales sancionado por su antecesora y dio de baja el reglamento para el uso de pistolas eléctricas Taser.

Sobre estas pistolas, la resolución de Frederic advertía: “La ausencia de regulación sobre cómo debe utilizarse este armamento ocasiona una situación de peligro exponencial -pudiendo transformar su uso en letal-, toda vez que no se delimita claramente la distancia a la que debe ser utilizada el arma, los lugares del cuerpo donde pueden realizarse las descargas, cuánto deben durar las mismas, si pueden reiterarse, la población sobre la cual su uso debe estar totalmente prohibido, cómo proceder ante una posible descompensación, qué controles médicos deben realizarse con posterioridad a fin de no padecer problemas en la salud, entre muchas otras circunstancias”.

La entrada Sabina Frederic autorizó el uso de pistolas Taser en un grupo de elite de la Policía Federal se publicó primero en Norte Obligado.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Déjanos tu comentario